En la gestión de restaurantes hay fallos completamente naturales que todo gerente experimenta, especialmente al abrir el negocio. Sin embargo, hay otros errores que pueden calcularse y evitarse antes de llegar a una situación límite. Desde ElTenedor, recopilamos algunos de los más comunes para que no se te pasen por alto.

#1- Tener una carta muy extensa

Hay restaurantes que quieren abarcar todos los gustos, ofreciendo un sin fin de platos. En sus fogones se prepara sushi, hamburguesas y risottos por igual. Esta estrategia podría funcionar en restaurantes que vivan exclusivamente del turismo. Pero los restaurantes que quieran fidelizar a sus comensales y tener rendimientos estables, cometerán un error presentando una carta tan amplia y contradictoria.

De hecho, según las últimas tendencias, tienen mejores resultados los restaurantes especializados, dedicados a un producto estrella, ya que los clientes son cada vez más foodies y gourmets.

#2- Montar una ambientación confusa

Además de la comida, la decoración es otro de los aspectos clave de la gestión de restaurantes. Hay negocios que lo pasan por alto y reciben a sus clientes en espacios incómodos y sin personalidad. El resultado es que los comensales no establecen ninguna conexión con el local y por lo general no vuelven.

Lo ideal es definir una ambientación que refleje el estilo del negocio. En las tendencias actuales tienen éxito los restaurantes temáticos, donde la carta, el mobiliario, los colores, los materiales y todos los elementos transmiten el mismo concepto.

Lee en este artículo las últimas tendencias en decoración de restaurantes.

#3- Ignorar a la competencia

Hay gerentes que administran el restaurante con un exceso de confianza, olvidándose de la competencia. Lo cierto es que cada vez hay más restaurantes y cada vez es más fácil encontrarlos y reservar una mesa en ellos. Así que mirarse demasiado el ombligo siempre será un error, pues además de perder clientela, se puede perder el sentido de la realidad.

Analizar constantemente a los competidores es fundamental, pues permite ver, como si se tratase de un espejo, lo que funciona y lo que no. Observando la competencia, es posible conocer buenas ideas para adaptar al negocio, y más importante aún, saber lo que definitivamente no hay que repetir.  

#4- Gestión de restaurantes sin plan de negocios

Hay restaurantes que abren sus puertas y van atrayendo clientes, pero pasada la novedad, comienzan a verse vacíos sin comprender por qué. Luego van probando estrategias desordenadamente pero ninguna les dura.

Es imprescindible entonces realizar un plan con la estimación de los resultados que se esperan a corto, mediano e incluso largo plazo, aunque haya que cambiarlos en el camino. Una planificación no sólo de la rentabilidad y los beneficios, sino también de aspectos como  la evolución de la calidad gastronómica, del servicio, del equipo, etc. Gestionar un restaurante con un norte claro, siempre será mejor que no contar con ninguna meta y esperar a que lleguen los clientes mágicamente.

Conscientes de esta necesidad en ElTenedor creamos el software de gestión de reservas, con varias funcionalidades para ayudarte a tomar decisiones de negocio.

Haz clic para planificar tu restaurante con ElTenedor Manager

#5- No ser digital

En la gestión de restaurantes de estos tiempos, es muy importante mantenerse actualizado. Tanto en el software que permite gestionar las reservas eficazmente, como en la visibilidad online hoy indispensable para atraer comensales y hasta en el WiFi gratis que ofreces y que te diferencia de la competencia, está lo digital.

Así que los restaurantes que no tengan una adaptación en este sentido y sigan pensando que sus clientes no están en las redes sociales, aunque cuenten con una importante reputación y listas de espera, en cualquier momento podrían venirse abajo. Además, los recursos digitales sirven para mejorar y facilitar los procesos de gestión de los restaurantes, así que… ¿por qué negarlos?

Haz clic para que tu restaurante gane visibilidad con ElTenedor

Cometer errores es lo normal en una empresa tan compleja como lo es un restaurante. Sin embargo, hay fallos que con sentido común y buena gestión, pueden evitarse. Esperamos que te hayan servido estos consejos para que logres llenar tu restaurante sin estos obstáculos, o al menos para que los atiendas a tiempo.