En restauración le decimos adiós al emplatado tradicional, con nuevas tendencias gastronómicas que apuntan a la informalidad y la creatividad en la exposición de los platos de los restaurantes. La clásica presentación del plato redondo y cubiertos a un lado está cambiando. Ya no es sólo cuestión de poner comida sobre una vajilla, sino de utilizar otras herramientas para ofrecer experiencias culinarias más completas.

Hoy, hablamos de 3 tendencias gastronómicas fáciles de implementar y lo suficientemente atractivas como para sacarle una sonrisa a tus clientes, además de hacerles la boca agua. Si quieres darle un toque moderno a tu restaurante, guarda tu antigua vajilla y dale rienda suelta a tu imaginación:

Vasitos

el-tenedor-tendencias-gastronomicas-vasitos

¿Te atreverías a cambiar el plato por un vasito de cristal para presentar una ensalada de langostinos? Pues podrías planteártelo ya que representa mucho más que un sencillo cambio de forma. Por un lado, emplatar en vasitos permite degustar los alimentos de una manera más práctica y fácil, ya que están todos los ingredientes concentrados en un espacio más reducido y vertical. Además, esta condensación mejora la calidad de la experiencia gastronómica, combinando capas de sabores, colores y texturas.

Por otro lado, la presentación en vasitos es versátil, pues funciona muy bien tanto para recetas saladas como dulces, frías o calientes, aperitivos, platos fuertes o postres. ¡En ellos se puede servir de todo! Siendo bastante común usarlos para servir postres con varias capas de chocolate, por ejemplo, cremas, mousses, cócteles de mariscos y salsas. El formato más usado son los vasitos de chupito y los clásicos con tapa donde se suelen comercializar las mermeladas. Una opción casual y delicada al mismo tiempo, perfecta para reinventar la forma en que presentas tus manjares.

Latas de conserva

ElTenedor tendencias gastronómicas latas de conserva

¿Cómo podríamos imaginar que las latas de conserva, utilizadas como producto de subsistencia, pasarían a ser protagonistas de la creatividad culinaria internacional? Así es y todo apunta a que será una tendencia de presentación de platos de larga duración. La idea es realizar recetas con los productos que vienen en latas de conserva, como anchoas, sardinas, berberechos, verduras, etc, y lo más importante, reutilizar las latas como platos. Incluso hay empresas que venden las latas vacías para que puedan usarse como vajilla en la hostelería.

La moda de las latas de conserva como oferta gourmet tiene más fuerza en países como Francia y España, donde se inició, por su larga tradición en este sector industrial, pero se está extendiendo rápidamente a otros países. Una tendencia interesante donde las latas de conserva pasan de ser un producto de segunda categoría, a ser las favoritas de grandes chefs para innovar en la forma de presentar sus creaciones. Incluso hay restaurantes especializados en esta tendencia gastronómica, donde todo gira en torno a ellas. ¿Una cena completa servida en latas de conserva? ¡Imán perfecto para atraer la curiosidad de los clientes!

Finger Food

ElTenedor - finger food tendencias gastronómicas

En una traducción rápida, el Finger Food se referiría a alimentos que se comen con los dedos. Como tendencia gastronómica consiste en presentar la comida en porciones pequeñas, con formas diversas y originales para ofrecer mayor variedad a los clientes. La idea es sintetizar los sabores de un gran plato en un bocado pequeño, servido como brocheta, piruleta, cono, mini wrap, en platitos, cucharas pequeñas, etc.

Proviene a su vez de dos tendencias. Por un lado del do it your self (Hazlo tú mismo), donde los clientes hartos de las cadenas de consumo, y de lo mismo para todos, buscan productos diferentes, creativos y artesanales. Y en la misma línea, también responde a la tendencia de communal living (Vida comunitaria), donde los consumidores, especialmente los Millennials, se sienten atraídos por experiencias donde la clave es convivir con otros. Si unimos los dos conceptos, productos originales que faciliten el compartir, tenemos una estrategia extraordinaria para captar clientes en tu restaurante, a través del Finger Food.

Lo puedes aplicar para servir tentempiés en tus eventos especiales tipo brunch y afterwork, para presentar recetas creativas en tus menús degustación, o como toque diferenciador de tus postres o platos clásicos de tu carta. Tus clientes seguro lo apreciarán.

Servir los alimentos en vasitos, latas de conserva o en pequeños bocados al estilo finger food, tiene varias ventajas:

  • En los 3 casos, los alimentos se sirven en cantidades más pequeñas que los platos habituales, lo que ayuda a tener mayor control de los costes y ahorrar en materia prima.
  • Además es una forma de aumentar la calidad de la oferta gastronómica y por ende el prestigio del negocio.

¿Estás preparado para unirte a estas tendencias gastronómicas? ¡Esperamos que así sea!