Cómo abrir un restaurante

15 agosto 2022
Inside restaurant

Como te dirá la mayoría de los propietarios de restaurantes experimentados, abrir un restaurante requiere una gran inversión personal, preparación, atención a los detalles y una gran capacidad multitarea.  Además de idear un fantástico concepto de restaurante, un menú atractivo y un ambiente distintivo, hay toda una serie de pasos que hay que seguir para abrir un restaurante, desde encontrar la ubicación adecuada para tu negocio y tu presupuesto hasta contratar y formar al personal, y mucho más. ¿Te sientes bajo presión y abrumado/a? ¿Te preguntas si estás a la altura? En primer lugar, no seas tan duro/a contigo mismo/a: montar tu propio negocio (especialmente un restaurante), es estresante para la mayoría de las personas. Esperamos que nuestra lista de tareas para abrir un restaurante haga más fácil y manejable este desafiante pero apasionante proceso, desglosando algunos de los pasos.

Cómo crear una lista de tareas para un restaurante

Define el concepto de tu restaurante

El concepto de tu restaurante define quién eres como restaurante: es tu personalidad y marca distintivas. Tu concepto engloba la comida y la bebida que pretendes servir, el ambiente, la atmósfera y el impacto visual que quieres que sientan los clientes cuando entren por la puerta, el estilo de servicio (alta cocina, informal, para familias o de estilo familiar, etc.) y tus clientes objetivo. Una vez que hayas definido claramente tu concepto y tu visión, preséntaselos a personas de confianza, como amigos cercanos o familiares. Sus posibles preguntas te obligarán a clarificar tus ideas y puede que incluso tengan sugerencias o ideas útiles sobre cómo mejorar tu concepto.  Conseguir que la gente crea y entienda el concepto de tu restaurante también es una buena práctica en caso de que necesites obtener financiación. 

Plate restaurant

Crea un menú de muestra

Crear un menú de muestra te ayudará a definir más claramente el concepto de tu restaurante. ¿Qué tipo de comida quieres servir? ¿Especialidades regionales tradicionales, comida del mundo, cena familiar o alta cocina? Las posibilidades son infinitas, pero tienes que definir lo que es específico de tu restaurante y lo que hará que tu menú se distinga de los demás restaurantes de tu zona. Al crear un menú de muestra, siempre debes tener en cuenta a tus clientes objetivo: familias con niños, el público de las comidas de negocios, los estudiantes, los grupos grandes, los amantes de la carne y/o vegetarianos 📃 Hoy en día, mucha gente busca comer de manera más sostenible, por lo que quizás quieras considerar la posibilidad de crear un menú más sostenible con verduras de temporada o carne de origen local.

Investiga las opciones de financiación del restaurante

Muchas personas sueñan con abrir un restaurante, pero no tienen ni idea de cómo financiarlo. A menos que pienses utilizar tus propios ahorros, probablemente tendrás que pedir un préstamo. Investiga posibles fuentes de financiación en tu comunidad: familia y amigos que puedan estar interesados en invertir en tu restaurante, préstamos para pequeñas empresas financiados por el gobierno, préstamos bancarios o inversores privados son algunas de las formas en que la gente financia los restaurantes. Ponte cómodo/a hablando de tu visión de tu restaurante y elabora un plan de negocio.

Impulsa ya tu negocio

con nuestra versión PRO

Calcula la cantidad adecuada de personal para las necesidades de tu restaurante

Todos los restaurantes cuentan con personal de sala y personal de cocina. Es importante pensar detenidamente en cuántas personas y en qué tipos de puestos necesitas para dirigir tu restaurante de manera eficiente. Si vas a crear un establecimiento de alta cocina, probablemente necesitarás más personal que un restaurante de estilo informal o familiar. Independientemente del tipo de restaurante que operes, una de las personas más importantes de tu equipo será el chef 👩🍳 Es muy importante que tengas una buena relación con tu chef y que compartáis la misma visión de la comida que vais a servir. Dependiendo del tamaño y del estilo de tu restaurante, puede contar con la ayuda de un «sous-chef», un chef de línea y un chef de preparación. El personal de sala seguramente necesitará un gerente que a veces también actuará como anfitrión, un barman y un sumiller, junto con camareros y ayudantes de camarero (aunque, de nuevo, en los restaurantes informales, este trabajo también lo suelen hacer los camareros). Y puede que también necesites una persona para el cobro. Ten en cuenta que los costes de personal son uno de los gastos más elevados para el funcionamiento de un restaurante. 

Contrata a un equipo ganador

Un equipo cualificado y fiable cuyos miembros trabajen bien juntos es vital para el éxito y la sostenibilidad de cualquier negocio, pero esto se aplica especialmente a un restaurante. Encontrar a las personas adecuadas para abrir tu restaurante puede ser un desafío, así que no lo dejes para el último momento. ¿Cómo encontrar personal cualificado para el restaurante? Puedes anunciarte en revistas especializadas de la industria alimentaria, poner anuncios clasificados, crear una página en las redes sociales antes de la apertura y, sobre todo, utilizar los contactos personales. Los amigos y la familia pueden conocer a personas cualificadas que estarían interesadas en trabajar para ti, por lo que corre la voz. Aunque la experiencia probada en restaurantes y las habilidades técnicas son importantes, también recomendamos buscar personas con buenas habilidades sociales, como la capacidad de comunicación, de trabajar bien con los demás y con fuertes habilidades de liderazgo en el caso del gerente y del chef 🍳

Restaurant staff

Forma a los empleados antes de la apertura

El personal de sala trabaja directamente con los clientes. Son a la vez la base, el rostro y la personalidad de tu restaurante, y tienen el poder de hacer o deshacer tu reputación desde el primer día. Por eso, todos los empleados (especialmente los que trabajan directamente con los clientes) deben comprender sus expectativas antes de la gran inauguración. Asegúrate de organizar sesiones de formación para todo el personal. Si no tienes tiempo para formarlos tú mismo/a, busca una organización de formación especializada.  Recomendamos una formación basada en juegos de rol y en la comunicación para enseñar a los empleados a relacionarse positivamente con los clientes 😄 Tómate el tiempo de redactar unas directrices escritas para los empleados sobre cómo hacer que los clientes se sientan realmente valorados y bienvenidos en todo momento. Lo ideal es que cualquier persona que desempeñe una función de liderazgo, como el gerente o el chef, reciba formación sobre cómo dirigir un equipo con eficacia. La formación de los empleados ayuda a reducir la rotación de personal y, por lo tanto, los costes de personal, al tiempo que contribuye a crear un entorno de trabajo positivo.

Staff serving at a restaurant

Encuentra el lugar adecuado para tu restaurante

La ubicación adecuada también es un factor decisivo para muchos restaurantes. Algunos factores a tener en cuenta son la accesibilidad y el tráfico peatonal de la zona, la visibilidad del inmueble desde la calle, el tipo de barrio (idealmente con una mezcla de inmuebles residenciales, negocios minoristas y fuertes impulsores de tráfico como hospitales, lugares turísticos, teatros, etc.), la capacidad de mesas y la legislación urbanística, la demografía del barrio en relación con tu concepto y la concentración de restaurantes en la zona. Y, por supuesto, debes definir lo que puedes pagar razonablemente por el alquiler: según algunos expertos de la industria de la restauración, el alquiler no debe suponer más del 10% de tus ventas.

Es posible que antes de leer nuestros consejos sobre cómo empezar a construir un restaurante te pareciera más difícil de lo que realmente es. Puede parecer un desafío empezar un proyecto como este, ¡pero te animamos a seguir tu sueño y a empezar con estos pocos consejos! 💪

 

Descubre TheFork Manager

Obtén una mayor visibilidad online

Aumenta tu índice de ocupación de mesas

Lucha contra el «no-show»

Confía en los expertos del sector