Asegurar las ganancias del restaurante es un asunto de estrategia. No basta con abrir el negocio y esperar que a que los clientes consuman, pues en la realidad hay multitud de factores que influyen en el éxito o fracaso financiero de un local. En este artículo, recopilamos algunas de las claves más importantes para mantener los beneficios de forma constante:

Tener objetivos claros

Aunque parece una obviedad, hay restauradores que abren locales sin saber bien para qué quieren tener este tipo de negocio, cuando de esto depende el resto de decisiones. ¿Para desarrollar tu pasión por la gastronomía? ¿Para tener un negocio que te permita vivir medianamente bien? ¿Para hacer dinero durante un tiempo? ¿Para revolucionar el mundo de la restauración? ¿Para continuar el legado familiar de restauradores?

Cada motivación implica caminos distintos. Tener un restaurante de cocina creativa, puede acarrear una estrategia financiera distinta que una franquicia de comida rápida por ejemplo. Incluso la ubicación puede verse afectada por los objetivos.  Hay restaurantes que al no tener unas metas bien definidas, están ubicados en zonas inadecuadas y acaban fracasando. Un local de comida francesa, ubicado en una zona muy turística de Madrid, por ejemplo, podría tener menos ganancias que uno de comida típica local.

Tener un plan de negocios

Es primordial contar con un plan de empresa que permita tener control de las inversiones y los beneficios para, de esta forma, asegurar las ganancias. Lo más sencillo es establecer proyecciones de ganancias al mes, haciendo una estimación de la ocupación de las mesas y cubiertos vendidos durante ese período y a esto restarle los gastos de producción y los impuestos. En este sentido, un restaurante sería rentable cuando las ganancias cubren por lo menos el doble de los gastos de producción. Igualmente todo depende de la capacidad del restaurante, por supuesto, pero con un número redondo, que supongamos puede variar de 7 mil euros a 50 mil euros al mes, se pueden establecer líneas de acción.

Ser precavido

¿Quién no quiere tener las mesas llenas y que el negocio sea próspero siempre? ¡Todos! Y está bien tener esta actitud desde el comienzo. Sin embargo, es mejor establecer objetivos más realistas antes que proyectar ganancias utópicas. Para ello, a nivel financiero es recomendable plantearse varios escenarios. Uno ideal (se obtiene más de lo esperado) otro normal (se cubren las necesidades del negocio), y otro menos favorable (se tienen pérdidas). Esto sirve para poder anticiparse a las diversas variaciones que puedan surgir según las temporadas, los cambios en los hábitos de consumo, etc. También es útil para tener más seguridad a la hora de asumir riesgos, implementar nuevas estrategias de captación de clientes, o hacer cambios importantes en la estructura del negocio.

Mantener una buena organización

Otro punto clave para mantener las ganancias del local, es lograr que todas las operaciones estén coordinadas. Que las reservas, el servicio al cliente, el manejo del stock e incluso la comunicación con la cocina, funcionen como una orquesta. Este nivel de organización ayuda a ahorrar tiempo, optimizar la ocupación de las mesas, ajustar las inversiones a las verdaderas necesidades de los clientes, evitar el despilfarro y por consecuencia a mantener las ganancias del restaurante. ElTenedor Manager, es un software de gestión de reservas que permite realizar todas estas tareas de forma fácil y práctica.

Haz clic para probar ElTenedor Manager en tu negocio

Planificar estratégicamente la oferta gastronómica

La carta es uno de los mejores vendedores del restaurante, por ello es importante que esté diseñada según las expectativas de venta del negocio y por supuesto según las preferencias de los clientes. Una técnica usualmente aplicada en restauración es la ingeniería de menús, que consiste en realizar un análisis de la oferta gastronómica del negocio, definir cuáles son los platos más rentables, y en función de esto, ubicarlos estratégicamente en la carta para que produzcan los mejores beneficios.  Lee aquí para saber cómo implementarlo en tu restaurante.

Una vez que se tiene una oferta gastronómica bien definida, así como los ingredientes necesarios para su realización, es ideal aplicar un buen plan de reciclaje, reutilizando creativamente sobrantes como conchas, pieles o semillas en las recetas. Muchos restaurantes ya lo hacen para reducir las pérdidas en materia prima y ahorrar en gastos de producción.

Asegurar las ganancias con acciones de marketing

Hoy, una de las formas más eficaces de mantener las ventas es adaptarse a las tendencias de marketing que surgen de todas partes del mundo. Los hábitos de consumo cambian constantemente, por lo que el restaurante que tenga en cuenta esto, siempre tendrá una ventaja competitiva.

Podríamos decir que un restaurante con un horario extendido de cocina, con opciones para celíacos, que sea dogfriendly, que ofrezca brunch los domingos y realice eventos afterwork dos jueves al mes, seguramente tendrá más posibilidades de llenar la caja, que un negocio que no atienda a estas necesidades. Una manera de estar al día con estas demandas, es mantener una escucha activa de las opiniones online, tanto en el perfil de ElTenedor, de TripAdvisor, como en los perfiles de las redes sociales, y así saber qué mejorar en el negocio para aumentar la captación de clientes.

Por supuesto, para que todos estos eventos funcionen, es fundamental promocionarlos a través de las publicaciones de redes sociales y comunicarlos a los clientes en las campañas de email, realizadas con la base de datos de restaurante.

En definitiva, el éxito financiero de un negocio de restauración depende de muchos factores que deben ser gestionados en paralelo. Una tarea compleja pero perfectamente realizable si se tiene lo más importante, un objetivo claro y la motivación para lograrlo. ¡Esperamos que así sea en tu restaurante!